Elementos Pastoral Juvenil 馃

Nuestros S铆mbolos Latinoamericanos

Cruz PJ Latinoamericana

La Cruz de la Pastoral Juvenil Latinoamericana lleva los colores representativos de la PJ, cada uno simbolizando una regi贸n:

  • Verde: M茅xico y Centroam茅rica
  • Amarillo-naranja: Caribe
  • Rojo: Andina
  • Azul: Cono Sur

Su forma tambi茅n refleja la orientaci贸n del continente, mientras que los colores evocan los variados ecosistemas latinoamericanos: selvas, volcanes, playas y mar.

Nota Musical

La nota musical, representa lo hermoso que es para el joven cat贸lico la m煤sica. La Nota musical representa la m煤sica que envuelve al joven dentro de su vida espiritual. es as铆 como las notas de una guitarra pueden llevar el amor y la misericordia de Dios a todos.

Los colores utilizados dentro de la nota musical, son para representar a cada una de las regiones que compone a la Pastoral Juvenil Latinoamericana, por ende, verde para la Regi贸n M茅xico – Centroam茅rica, Amarillo para la Regi贸n Caribe, Rojo para la Regi贸n Andina y Azul para la Regi贸n Cono Sur

Coraz贸n

El coraz贸n latinoamericano, que late, que siente, que tiene vida, una vida llena de esperanza, llena de sue帽os, anhelos y metas. Un coraz贸n humilde, lleno de cada coraz贸n de los j贸venes latinoamericanos.
El Coraz贸n de la Pastoral Juvenil Latinoamericana, est谩 lleno de color, como lo es la vida del joven latinoam茅ricano y el caribe.

Los colores utilizados dentro del coraz贸n, son para representar a cada una acci贸n del proyecto de revitalizaci贸n, as铆 como el coraz贸n bombea sangre, este coraz贸n latinoamericano bombea fascinaciones (verde), bombea abrazos (acercarse), bombea sonidos (escuchar-azul), bombea amor, bombea misericordia.

Esp铆ritu Santo

El Esp铆ritu Santo, que envuelve a todos los j贸venes, los corazones, las acciones del joven. El Esp铆ritu Santo desciende en el joven, para llenarlo de la misericordia y del amor de Dios.
Este simbolo tiene la particularidad que va acompa帽ado de una estrella, que representa a nuestra madre Mar铆a, como primera apostol y quien, adem谩s de los apostoles, fue llenada del Esp铆ritu Santo desde el inicio.

Los colores utilizados dentro del Esp铆ritu Santo, son para representar las regiones de Latinoam茅rica y el caribe; verde representa a M茅xico y Centroam茅rica; amarillo a la regi贸n El Caribe; rojo representa la regi贸n Andina; azul, a la regi贸n Cono Sur.

Sagrado Coraz贸n

La devoci贸n al Sagrado Coraz贸n no es sino una forma especial de devoci贸n a Jes煤s. Al esclarecer su objeto, sus fundamentos y sus actos propios conoceremos qu茅 es exactamente y qu茅 hace distinta a esta devoci贸n.
La palabra coraz贸n despierta en nosotros, antes que nada, la idea del 贸rgano vital que palpita en nuestro pecho y del que sabemos, aunque quiz谩s vagamente, que est谩 铆ntimamente conectado no s贸lo con nuestra vida f铆sica, sino tambi茅n con nuestra vida moral y emocional. Tal relaci贸n explica, tambi茅n, que el coraz贸n de carne sea universalmente aceptado como emblema de nuestra vida moral y emocional, y que por asociaci贸n, la palabra coraz贸n ocupe el sitio que tiene en el lenguaje simb贸lico y que esa palabra se aplique igualmente a las cosas mismas que son simbolizadas por el coraz贸n.

Los colores utilizados dentro del Esp铆ritu Santo, son para representar las regiones de Latinoam茅rica y el caribe; verde representa a M茅xico y Centroam茅rica; amarillo a la regi贸n El Caribe; rojo representa la regi贸n Andina; azul, a la regi贸n Cono Sur.

Cristo Resucitado

La idea principal del Cristo Resucitado es para resaltar a Cristo que resucit贸, en la Semana Mayor, es decir, Semana Santa.
Los colores utilizados dentro de la silueta del Cristo Resucitado, son para representar a cada una de las regiones que compone a la Pastoral Juvenil Latinoamericana, por ende, verde para la Regi贸n M茅xico – Centroam茅rica, Amarillo para la Regi贸n Caribe, Rojo para la Regi贸n Andina y Azul para la Regi贸n Cono Sur.

El lazo entrelazado en la silueta de Jes煤s Resucitado, desea recordar que todos estamos unidos por un mismo padre, por un mismo Dios. Es as铆 como desde la cabeza de la silueta, hasta llegar a los pies, todos estamos inmersos en el Cuerpo de Cristo (la Eucarist铆a)