XVII ELARNPJ • Ypacaraí 2012

 

Civilización del Amor: Proyecto y Misión

LANZAMIENTO DEL LIBRO 
CIVILIZACIÓN DEL AMOR. PROYECTO Y MISIÓN

PALABRAS PARA EL LANZAMIENTO OFICIAL

Mons. Raúl Martín
Obispo Auxiliar de Buenos Aires
Presidente el Departamento de Familia, Vida y Juventud
CELAM

“Lo que hemos visto y oído… os lo anunciamos, tal es el lema de nuestro XVII Encuentro Latinoamericano de Responsables Nacionales de Pastoral Juvenil, Civilización del Amor. Proyecto y Misión, es una concretización de la alegría de este anuncio, de la experiencia vivida, discernida y celebrada, del camino de revitalización de la Pastoral Juvenil Latinoamericana.

Civilización del Amor, en cada joven de la Pastoral Juvenil, en cada movimiento de inspiración juvenil, en las nuevas comunidades juveniles, en la juventud latinoamericana que ha vivido la experiencia del encuentro con Cristo, es expresión de la comunión con el Padre, en el Hijo y su Espíritu. Es un estilo de vida, signo y fruto de la relación con Dios trino.

CIVILIZACION DEL AMOR. PROYECTO Y MISIÒN
UBICACION HISTORICA

Civilización del Amor. Proyecto y Misión, orientaciones para la Pastoral Juvenil Latinoamericana, se enmarca en cuatro acontecimientos eclesiales: 
El encargo recibido de las Conferencias Episcopales de acompañar la Misión Continental, según el contenido y el espíritu del Documento de Aparecida (2007).

La celebración de los 50 años del Concilio Vaticano II, que marcó decididamente la pastoral del Continente y la realización de las Conferencias Generales del Episcopado Latinoamericano y de El Caribe, y desde ellas la Pastoral Juvenil Latinoamericana.
La reciente promulgación de la exhortación post-sinodal Verbum Domini (2010), sobre «La Palabra de Dios en la vida y en la misión de la Iglesia», en la que son muchas las orientaciones a nuestra pastoral;
El Sínodo sobre «La nueva evangelización para la transmisión de la fe cristiana» que justamente en este momento se lleva a cabo.

No obstante estos referentes universales, Civilización del Amor. Proyecto y Misión, es una etapa del proceso de Revitalización de la Pastoral Juvenil Latinoamericana, camino en el que a partir de la vida de los jóvenes de América Latina en sus distintos contextos y desde una profunda experiencia de conversión personal, pastoral y eclesial, emprendimos una dimensión de vida nueva y praxis nueva, para que se generara la actualización de las orientaciones pastorales como camino de discipulado misionero para dar vida a nuestros pueblos.

Es en estos referentes eclesiales que se va gestando y consolidando Civilización del Amor. Proyecto y Misión, éstos referentes son inspiradores de la obra, pero a la vez ésta es una lectura de y para la evangelización de los jóvenes, rieles que busca impulsar la nueva evangelización.

CIVILIZACION DEL AMOR. PROYECTO Y MISION
en el Plan Global del CELAM 2011-2015 y el plan del Departamento de Familia, Vida y Juventud

Es objetivo general del Departamento de Familia, vida y Juventud, en este cuatrienio busca: “Promover, con las Conferencias Episcopales de América Latina y El Caribe, a la familia como casa y escuela de comunión y modelo de vida nueva para la sociedad, y a la juventud como comunidad protagonista y forjadora de la civilización del amor, mediante un verdadero y creciente encuentro personal y comunitario con Jesucristo, para que familia y juventud, como ejes transversales de la pastoral, vivan su vocación haciendo presente el Reino de Dios en nuestro Continente”.

Ciertos que la juventud es «cuerpo social», «fuerza nueva de presión», «forjadora de la civilización del amor», «actor social y eclesial», «potencial para el presente y el futuro de la Iglesia y de nuestros pueblos, discípulos y misioneros del Señor Jesús»29, con estas orientaciones pastorales, en continuidad con la anterior “Sí a la Civilización del Amor” y “Civilización del Amor. Tarea y Esperanza”, buscamos impulsar estas realidades propias de la juventud. En efecto, los jóvenes con sus propias ideas, valores y dinamismo interno, está llamada a dinamizar el cuerpo social y eclesial, a renovar la cultura. Los jóvenes, sensibles a descubrir su vocación a ser amigos y discípulos de Cristo, desean ser iglesia en la Iglesia a pesar de las brechas, las dificultades y resistencias que se presentan30.

A través de Civilización del Amor. Proyecto y Misión, la Pastoral de Juvenil retoma la invitación del Papa Pablo VI, quien exhortó a «la construcción de la civilización del amor», propuesta profética retomada por Juan Pablo II, desafío asumido por Puebla y encomendado a la pastoral juvenil31. Hoy, esta civilización se construye en la vivencia radical del discipulado misionero juvenil. La Pastoral Juvenil Latinoamericana, en cuanto acción organizada de la Iglesia, tiene la tarea de propiciar el encuentro, personal y comunitario, de los jóvenes con Cristo; acompañarles a descubrir, a seguir y comprometerse con Jesucristo y su mensaje, para que, viviendo su discipulado misionero, integrando su fe y su vida, se conviertan en protagonistas de la Civilización del Amor.

PROYECTO Y MISION….
PARA UN DISCIPULADO MISIONERO Y LA VIDA PLENA

Proyecto y Misión, para que en Cristo, Amor del Padre, fuente de nueva humanidad se construya una identidad integral (dimensión personal):
El encuentro auténtico con Jesucristo y con los hermanos es camino de encuentro consigo mismo mediante el discernimiento que confronta la propia existencia con el proyecto del Padre: alcanzar «la madurez conforme a la plenitud» de Jesús de Nazaret, su Mesías e Hijo (Ef 4,13). Una identidad clara «sólo se alcanza cuando nos entendemos a nosotros mismos desde Dios»32. Frente a la despersonalización del hombre de hoy, «Jesús ayuda a construir identidades integradas» al servicio de la Iglesia y del mundo33.

Proyecto y Misión para que en Cristo, fuente de compromiso con los jóvenes, los pobres y de solidaridad se cultive la cultura del Amor (dimensión social):

Jesucristo, Palabra de Dios, nos abre a la reflexión sobre los diversos problemas humanos y nos permite «madurar opciones responsables inspiradas en el amor universal de Cristo»34. El discípulo misionero se preocupa por asumir la realidad y anunciar el Reino de Vida respondiendo a los desafíos que nos presenta la sociedad. Por tanto, el encuentro con Jesucristo lo tiene que llevar a un compromiso serio de fraternidad y solidaridad. Así, Civilización del Amor, es propuesta evangelizadora centrada en la persona redimida por Jesús y promotora de la dignidad del ser humano, particularmente de los pobres y excluidos.

Proyecto y Misión para la formación de comunidades juveniles que en comunión y alegría contagian la vivencia de la Civilización del Amor (dimensión eclesial):

Así como las primeras comunidades vivían y se extendían por la proclamación y escucha de la Palabra (Hch 6,7; 19,20), también hoy los -jóvenes-, discípulos misioneros, son congregados en comunidad por la Vida y Comunión de la Palabra. La Iglesia joven, inserta en el mundo y como signo de comunión, está llamada a construir una sociedad siempre más equitativa y más humana, haciendo realidad la Civilización del Amor.

Proyecto y misión para que, en Cristo fuente de vida, los jóvenes, vivan su dimensión eucarística (dimensión litúrgico-sacramental):

La Eucaristía, recibida y vivida como don divino, es el lugar teológico y eclesial privilegiado para el encuentro con Jesucristo, donde cada -joven- que acoge a Jesucristo convierte su vida cada vez más en «vida eucarística»35. Haciendo de la Eucaristía punto de partida y de llegada de la Civilización del Amor.

PROYECTO Y MISION
para el anuncio y testimonio de la Vida

Es por «doquier» y por «desborde de gratitud y alegría»36 que anunciamos y testimoniamos a nuestros pueblos la Civilización del Amor, de la VIDA NUEVA que es JESUCRISTO, fuente de COMUNIÓN con el Padre y de unos con otros. Éste es el mejor servicio que la Iglesia puede ofrecer a personas y pueblos. Somos, pues, discípulos misioneros de Jesucristo para que nuestros pueblos tengan en Él «vida abundante, y con solidaridad construyan la fraternidad y la paz»37.

Para ello, es imprescindible la conversión de los pastores, atentos a discernir «lo que el Espíritu está diciendo a las Iglesias» (Ap 2,29), para favorecer la construcción de la civilización del Amor mediante una eclesiología y espiritualidad de comunión y de la acción misionera, «que se basa en la docilidad al impulso del Espíritu, a su potencia de vida que moviliza y transfigura todas las dimensiones de la existencia»38. Hoy más que nunca, «el testimonio de comunión eclesial y la santidad son una urgencia pastoral. La programación pastoral ha de inspirarse en el mandamiento nuevo del amor (cfr. Jn 13,35)»39.

De este modo Civilización del Amor se enmarca en el Plan global del Departamento de Familia, Vida y Juventud, respondiendo a las tres principales cometidos del CELAM:

Servicio de reflexión para poner la Palabra de Dios por fundamento de la actividad eclesial, y para profundizar los contenidos y las propuestas propios del Documento de Aparecida y de los movimientos teológicos-pastorales del Continente, abriendo y ofreciendo nuevas perspectivas de evangelización, en diálogo con las culturas y al servicio al mundo;
Servicio pastoral para animar, acompañar, subsidiar y fortalecer, de modo sistemático y como proceso, una Misión Continental que se transforme progresivamente en Misión Permanente, y que suscite y forme discípulos que, por el gozo del encuentro con Jesús, se hagan sus misioneros en los lugares que viven y trabajan, y
Servicio colegial para responder a las necesidades de las Conferencias Episcopales con una asistencia pertinente y de calidad, junto con estrechar vínculos de discernimiento y cooperación con diversos organismos al servicio de la Vida y la Comunión de los hombres y mujeres del Continente. 

Descargar

Discurso de lanzamiento

XVIIELARNPJ Ypacaraí

Ejemplar del libro Civilización del Amor, Proyecto y Misión