XV ELARNPJ • Panamá 2007

Desafios

DESAFÍOS FRENTE A LA REALIDAD DE LOS JÓVENES

POLITICO

1. ANTE la situación política actual (corrupción, ejercicio despótico del poder, intereses individuales, demagogia...) que no responde a las necesidades de nuestros pueblos, especialmente de los más pobres, generando desinterés y poco compromiso en muchos jóvenes, DEBEMOS mediante la formación integral, colaborar con ellos en la toma de conciencia acerca de la realidad que nos desafía, participando e interviniendo de forma eficaz en la transformación de la sociedad, PORQUE creemos que los jóvenes, asumiendo el compromiso activo, eficaz y permanente en la lucha por nuestros pueblos, se realizan como discípulos y misioneros de Jesús en la construcción de la Civilización del Amor.

ECONOMICO

2. ANTE situaciones de pobreza, injusta distribución de los bienes, explotación de la naturaleza, de subempleo, desempleo, subdesarrollo, esclavitud, emigración, exclusión. DEBEMOS acompañar al joven en su proceso de formación como auténtico discípulo, con capacidad de analizar críticamente desde el Evangelio la realidad y luchar contra la injusticia en todas sus formas. Promover, entre los jóvenes, experiencias alternativas al modelo económico que sean incluyentes basadas en las capacidades y posibilidades de nuestros pueblos, para suscitar la solidaridad, participación y dignidad del ser humano. PORQUE la economía debe dignificar a la persona y es uno de los sustentos importantes del desarrollo en el que los jóvenes están llamados a ser protagonistas.

RELIGIOSO

3. ANTE, el ofrecimiento de felicidad rápida y la búsqueda de trascendencia de los jóvenes, DEBEMOS denunciar los antivalores de la postmodernidad y anunciar los valores del Reino desde experiencias significativas de seguimiento a Jesucristo, creando instancias de fraternidad, formación y compromiso que nos permita acompañarles en su búsqueda de felicidad y trascendencia, PORQUE somos Discípulos y Misioneros de Jesucristo, queremos compartir nuestra experiencia de fe, amor y esperanza para construir con ellos un mundo nuevo.
4. ANTE la creciente ruptura de creencias, tradiciones religiosas y el desencantamiento de valores perennes en la vida de los jóvenes y su necesidad de encontrar sentido a sus vidas, DEBEMOS redescubrir y revitalizar en nuestras propuestas pastorales, desde el Discipulado de Jesucristo y la Doctrina de la Iglesia, espacios de escucha, dialogo, comunión, formación y participación, donde los jóvenes se sientan respetados, tomados en cuenta y dignificados como personas, PORQUE los jóvenes esperan respuestas de esperanza que cambien su realidad y la Iglesia está llamada desde la propuesta transformadora del Evangelio a acompañarles en la construcción de sus proyectos de vida

CULTURAL

1. FRENTE al cambio de época que estamos viviendo, se han generado transformaciones en el obrar humano, provocando el surgimiento de nuevas sensibilidades y expresiones culturales en los jóvenes, algunas de ellas deshumanizadoras, DEBEMOS reconocer e identificar en esta época lo esencialmente humano, con apertura a un cambio de visión hacia el otro, evangélicamente integradora, que vaya a los jóvenes donde se tiene poca o ninguna incidencia, PORQUE es importante responder con sensibilidad a los signos de los tiempos, para poder acompañar la vida cambiante y diversa de los jóvenes, descubriendo el paso de Dios en estas nuevas expresiones y dando respuestas evangelizadoras a lo deshumanizante.
2. FRENTE a las nuevas formas de expresión cultural de los pueblos, producto de la globalización y la transculturación que incide en los cambios de identidad, en las dificultades de comunicación y en la transformación de valores, DEBEMOS fortalecer desde el respeto a la persona, la inculturación del evangelio, favoreciendo el crecimiento personal y la identidad cultural, PORQUE los jóvenes tienen que encontrar un nuevo sentido a su existencia, vivirla con conciencia critica, apropiándose de las nuevas expresiones culturales emergentes, valorando la propia.

SOCIAL

1. ANTE una situación social que margina, excluye y pone en riesgo al joven, sin permitirle desarrollar sus potencialidades, dejándolo "roto" por dentro, DEBEMOS favorecer su propia revaloración como persona, cuidando su formación integral y procurándole espacios de estímulo, reflexión y comunión, donde se sienta parte de, sujeto y no objeto de uso, PORQUE un joven integrado interviene en la transformación de la realidad con su acción evangélica.

2. ANTE la creciente desintegración familiar y nuevos modelos de familia que afectan al joven y a la sociedad, DEBEMOS conocer la realidad del joven y ayudarle en su discernimiento vocacional, creando espacios de encuentro e integración familiar, articulados con la Pastoral Familiar, PORQUE la familia es núcleo de la sociedad, Iglesia Doméstica y primer espacio de evangelización.

DESAFIOS PASTORALES

ASESORIA Y ACOMPAÑAMIENTO

1. FRENTE a la necesidad de acompañar eficaz y efectivamente, de manera integral a los jóvenes en sus procesos de formación y de agentes de pastoral con verdadero compromiso, DEBEMOS asumir responsablemente nuestra formación continua y crear espacios para nuevos asesores, tomando en cuenta a los líderes juveniles que han vivido un proceso, fortaleciendo la red latinoamericana de agentes, PORQUE necesitamos personas cualificadas y capacitadas, acompañando a los jóvenes en la construcción de su Proyecto de Vida y el desenvolvimiento de su compromiso como discípulos misioneros en el mundo.

2. FRENTE a la descomposición social que afecta a la juventud y a una sociedad principalmente adulto - céntrica, donde hay una carencia de testimonio y confianza en los jóvenes como agentes de cambio y su responsabilidad social, DEBEMOS como asesores ser mediadores y conciliadores, voz de la juventud en el mundo adulto, permitiendo complementar el trabajo y el rol de cada uno, PORQUE no podemos ser indiferentes ante la necesidad del crecimiento humano – espiritual, ya que son los protagonistas de la tarea evangelizadora en su condición de discípulos misioneros comprometidos en la construcción de la civilización del amor.

ORGANIZACION

3. ANTE una pastoral de juventud orgánica que presenta dificultades de participación, comunicación, representación y sustentabilidad tanto financiera como de identidad, DEBEMOS crear conciencia de la importancia de organizarnos, aprovechando los recursos existentes, garantizando la sustentabilidad de nuestra acción, simplificando y optimizando nuestras estructuras, generando nuevas participaciones en un respeto mutuo entre todas las instancias y representantes de la pastoral juvenil orgánica, PORQUE organizándonos de forma más eficiente y eficaz incidimos en la vida del joven, la iglesia y la sociedad, haciendo visible el kerygma de Jesucristo.

OPCIONES PEDAGÓGICA Y METODOLÓGICA

4. ANTE la poca aceptación y apropiación de la riqueza de los procesos de educación en la fe con que contamos DEBEMOS buscar la manera de elaborarlos y presentarlos, de manera atractiva desde y con los jóvenes, integrando en un proceso las actividades masivas y la vida de los pequeños grupos PORQUE la vivencia de este proceso posibilita al joven el encuentro consigo mismo, la vida comunitaria y su participación en la construcción de la Civilización del Amor.


ACTITUDES (DISCIPULOS MISIONEROS)

5. ANTE una Pastoral Juvenil organizada y planificada, dirigida a los jóvenes que se acercan a nuestras comunidades eclesiales y con una débil opción por los jóvenes alejados y empobrecidos DEBEMOS fortalecer nuestra identidad de Discípulos Misioneros de Jesucristo e impulsar nuestra acción evangelizadora e inculturada especialmente a los jóvenes alejados, empobrecidos y en riesgo PORQUE queremos asumir el mandato de Jesús y la opción de la iglesia de estar y hacer presente el evangelio en las nuevas realidades y culturas.

FORMACION

6. ANTE una sociedad que educa para fortalecer el propio sistema y una propuesta de formación que no está respondiendo en todas las necesidades y realidades de los jóvenes y las jóvenes de Latinoamérica. Esto ha puesto en evidencia una falta de formación para el acompañamiento y poca permanencia en los grupos, DEBEMOS comprometernos en una formación integral que de seguimiento y continuidad a los procesos, que genere convicciones y conciencia crítica para asumir la militancia y su propio proyecto de vida PORQUE nuestra propuesta de formación debe desencadenar un proyecto de vida, al estilo de Jesús, que asegure la felicidad del joven, para provocar cambios personales y estructurales que faciliten la reconstrucción del tejido social generando vida en abundancia.